Diario de a bordo

Hace mucho tiempo una clienta amiga me dijo que escribiera un diario de a bordo de cada uno de mis trabajos, nunca lo hice, pero guardo el recuerdo de todas las amigas a las que he hecho un vestido. Podría contar mil historias si lo mío fueran las palabras, siento decir que no es el caso.

Ahora, como un ejercicio de auto-superación y aprovechando la oportunidad que me da el blog, intento compartir parte de esas bonitas vivencias.

Cuando recibo en mi Atelier me gusta dar tiempo a la conversación, conocernos. Porque cuando trabajo, en cada puntada hay un pensamiento  “ella bailará mejor así”, “este pliegue quedará mejor en su escote”… voy visualizando lo bella que estará.

He conocido a mujeres maravillosas que se han quedado para siempre en mi corazón.

Recent Posts

Leave a Comment